Fundacion Itau
      
7x logo

Mi Dinero

Punto de Equilibrio ¿Para qué sirve y cómo calcularlo?

3 minutos

Tiempo de lectura.

4 minutos

Para poner en práctica lo aprendido.

¿Conocés cuántas unidades tenés que vender para cubrir tus costos? El punto de equilibrio es una herramienta que te permite conocer de una manera rápida y simple el rendimiento de tu emprendimiento, a la vez que te permite planificar acciones para mejorar financieramente tu negocio. Hoy te enseñamos a calcular el punto de equilibrio, y a conocer sus beneficios para tu emprendimiento.

El punto de equilibrio hace referencia al punto en el cual los ingresos son iguales a los costos, es decir el momento en el cual no tengo ni ganancias ni pérdidas, o bien, el momento en el cual dejo de perder dinero para comenzar a tener ganancias. Desde otra mirada, podemos pensar al punto de equilibrio como la cantidad de ventas que tiene que generar mi emprendimiento para no tener pérdidas.

A continuación, te damos los pasos para calcular el punto de equilibrio y te presentamos los beneficios de obtener esa información:

 

Determinar y clasificar tus costos

Los costos son los gastos que suponen la fabricación de un producto o la prestación de un servicio. Tu emprendimiento tiene 2 tipos de costos, fijos y variables:

  • Los costos fijos son aquellos que no varían según el nivel de actividad; se mantienen estables en el tiempo independientemente de tu nivel de producción; es decir, no varían si producís más o menos. Algunos ejemplos de este costo son: la luz, el gas, el alquiler, los sueldos, seguros, etc.
  • Los costos variables son aquellos que varían según el nivel de producción. Están directamente relacionados con el volumen de ventas; si las ventas aumentan los costos también. Algunos ejemplos que podemos darte de estos costos son: materia prima, combustible, embalajes, comisiones, etc.

La suma de los costos fijos + los costos variables representan los “costos totales”.

 

Conocer tus ingresos

Con seguridad fijaste el precio de venta de tus productos teniendo en cuenta: los costos de producción, la oferta que tiene la competencia y verificaste cuanto está dispuesto a pagar un cliente para tener el producto o servicio que ofrecés.

Cada vez que vendés un producto vas a tener una ganancia, que va a ser igual al precio de venta unitario menos el costo variable, es decir, el costo que te llevó producirlo o comprarlo y transformarlo. Esa diferencia representa la contribución marginal que obtenemos por cada producto; la contribución marginal debe ser siempre positiva para poder generar ganancias y puede ser representada en pesos o en valor porcentual.

 

Calcular el punto de equilibrio

Para calcular el punto de equilibrio necesitamos conocer la información mencionada en los puntos anteriores y aplicar una fórmula muy simple. Para que sea más entendible, vamos a utilizar un ejemplo asociado a un emprendimiento:

Tenés un emprendimiento de picadas, por la que alquilás un local comercial y tenés dos empleados que realizan el armado de los productos, atención al público, delivery y tareas administrativas menores

Tus picadas tienen un precio unitario de $1,500 pesos.

Tus costos variables son:

  • Materia prima, en este caso los fiambres -> $700
  • Packaging y presentación (servilletas, envoltorio, film, tenedores de plástico, etc) -> $150

Con este ejemplo, podríamos decir que la contribución marginal o ganancia por cada picada es de $ 650 (precio de venta unitario – costo variable).

¿Cuáles son tus costos fijos?

  • Alquiler $15,000
  • Sueldo Empleados $30,000
  • Impuestos $3,100

 

La suma de tus costos fijos es de $48,100, y representan los costos fijos totales.

¿Cuántas picadas tengo que vender para cubrir mis costos? Sólo tenés que dividir los costos fijos sobre la ganancia de cada producto para saber la cantidad de unidades que tenés que vender para cubrir tus costos fijos.

48000(costos fijos) / 650 (ganancia) = 74 picadas tenés que vender para poder cubrir los costos de tu emprendimiento. A partir de la picada número 75, vas a empezar a tener ganancias.

La fórmula que explica todo es: Punto de Equilibrio = Costos Fijos / (Precio Unitario-Costo Variable).

 

Conclusiones

Hoy te presentamos una herramienta sumamente simple, pero a la vez muy completa para tu emprendimiento, que te va a permitir:

•        Conocer tus costos, y poder analizar cuál es su composición y como puedo mejorarlos y optimizarlos,

•        Saber cuánto tenemos que vender para generar ganancias (o sea, superar el punto de equilibrio).

•        Contar con una base para planificar los objetivos de venta y la utilidad que esperamos obtener,

•        Si tenés varios productos, podés definir cuál de ellos es el que te dá mayor rentabilidad,

•        Tener una base para fijar los precios y promociones para tus productos o servicios.

 

¡Planificá las finanzas de tu emprendimiento!


¿Te gustó la nota?

Compartir

         

Notas relacionadas:

Cómo saber si la rentabilidad de tu negocio es la adecuada

Cómo saber si la rentabilidad de tu negocio es la adecuada

Más allá de lograr vivir de tu negocio, cualquier inversión debe ser estudiada desde el punto de vista de la rentabilidad. Cómo calcular la tasa de retorno y el beneficio neto. Parámetros de comparación a la hora de definir el futuro de un emprendimiento.

Leer más
Guía para negocios que crecen: del Monotributo al Responsable Inscripto

Guía para negocios que crecen: del Monotributo al Responsable Inscripto

Cuando el negocio crece, los regímenes simplificados de impuestos dejan de ser posibles o útiles. A continuación, una guía para hacer el traspaso más común y complejo: del monotributo al Régimen General. Conocerlo en detalle permite aprovechar las deducciones fiscales y evitar multas.

Leer más